Jul 20 2017

El acoso online puede provocar depresión en los adolescentes

 

En base a las conclusiones alcanzadas por un estudio sobre el acoso en las redes sociales y sus consecuencias en los adolescentes de la Universidad canadiense de Alberta, las posibilidades de que un joven que ha sufrido ciberbullying durante su adolescencia sufra depresión cuando sea adulto se pueden llegar a duplicar. Para ello han analizado numerosos estudios sobre el tema en los que casi uno de cada cuatro de todos los jóvenes con redes sociales han sido víctimas del acoso digital en algún momento. Y si bien hay numerosas páginas y redes, entre todas ellas destaca Facebook, ya que más del 90% de los adolescentes posee una cuenta en dicha plataforma.

La investigación aporta también la estadística de que aproximadamente un 15% de los jóvenes reconocía haber realizado algún tipo de acoso a otra persona a través de sus redes sociales. Pero sin duda hay un dato mucho más increíble es el de aquellos que sufren el acoso pero que al mismo tiempo también se lo hacen a otra persona, con unas cifras que oscilan entre el 5 y el 10%. El estudio también indaga en que si bien hay numerosos casos asociados a suicidios que llegan a las noticias, no se establece un vínculo consistente entre ser víctimas del ciberbulllying y autolesionarse.

 

Consejos para los padres de adolescentes

Los responsables del estudio se dirigen también a los padres para que sean conscientes de que este es un problema real, y que Internet y las redes sociales están para quedarse. Esto ahora forma parte de las vidas de sus hijos, pero toda la familia debería de hacerse responsable de estos asuntos. Los padres deben enseñar a los jóvenes las formas seguras de navegar por Internet con sus dispositivos y cómo utilizar sin riesgos las redes sociales, estando también pendientes en el caso de que haya modificaciones en sus conductas, como malas notas o cambios de humor.

Pero el mayor problema, indican, es que cuando los casos de acoso tienen lugar los adolescentes no quieren contárselo a nadie. Una gran cantidad de jóvenes que son víctimas del ciberbullying no quieren que sus padres les quiten el acceso a las redes o temen ser ridiculizados por la situación. Esto hace que sea mucho más difícil identificar un caso de acoso o que sea demasiado tarde. Sin embargo, hay una aplicación que puede ayudar a prevenirlo.

 

Logra detener a tiempo el ciberbullying gracias a mSpy

¿Cómo se puede saber si hay un caso de acoso si sus víctimas no quieren hablar de ello? La solución a este problema está en mSpy, una aplicación que se puede instalar en el dispositivo móvil de cualquier adolescente para realizar un seguimiento de todas sus actividades. La app funciona como un espía que se oculta en el teléfono para que en ningún momento sepan que está instalada. Con mSpy espía app se puede echar un vistazo de sus mensajes en redes sociales como Facebook, Instagram o Twitter, y en apps de mensajería como Facebook Messenger, Whatsapp o Snapchat. La app es la mejor herramienta para ayudar a proteger a niños y adolescentes ya que sus padres podrán conocer todas sus conversaciones y tomar medidas si es necesario, puesto que mSpy permite pasar a la acción bloqueando apps y contactos.

Fuente: Mundiario.com

Difunde esta campaña...Share on Facebook1Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Your email address will not be published.